Satélites Starlink

Qué es Starlink, el proyecto mas ambicioso que pretende llevar Internet al mundo entero en 2021

Seguramente todos conozcamos a Elon Musk. El sudafricano, creador de Tesla, Paypal y SpaceX, empresas que han logrado avances significativos en vehículos eléctricos, y últimamente los viajes espaciales comerciales -recordemos que hace unas semanas, se convirtió SpaceX en la primera empresa privada en enviar personas al espacio-, ahora planea establecer en lo que resta de año y 2021, una red global de satélites para enviar señal de internet hasta a los lugares más recónditos del planeta, llamada Starlink. Pero primero…

…un poco de historia

La apertura de las instalaciones para construir la nueva red de comunicaciones fue anunciada en enero de 2015. Se planificó la contratación inicial de sesenta ingenieros y de otros mil trabajadores en los años siguientes.

El desarrollo comenzó en 2015, y los primeros prototipos de satélite fueron lanzados el 22 de febrero de 2018.​ El lanzamiento de los primeros 60 satélites se llevó a cabo el 23 de mayo de 2019, y se espera que el inicio de operaciones comerciales de la constelación empiece en el año 2020. La investigación y desarrollo del proyecto tiene lugar en las instalaciones de SpaceX ubicadas en Redmond, Washington.

En noviembre de 2018, SpaceX recibió la aprobación de EE. UU. para desplegar 7.518 satélites de banda ancha, además de los 4.425 satélites que se habían aprobado anteriormente. Se espera que los 4.425 satélites iniciales de SpaceX orbiten a altitudes de entre 1.110 y 1.325 km, muy por encima de la Estación Espacial Internacional. La nueva aprobación es para la propuesta de agregar una constelación en órbita terrestre muy baja (VLEO) de satélites no geoestacionarios, que consiste en 7.518 satélites que operarán a altitudes de entre 335 y 346 km. También en noviembre, SpaceX realizó presentaciones reglamentarias ante la FCC. para solicitar la modificación de su licencia otorgada anteriormente, para operar aproximadamente 1.500 de los 4.425 satélites aprobados, en una nueva órbita de 550 km en lugar de los 1.150 originales.

Cómo funciona

El sistema de Starlink se basa en la propagación de las ondas electromagnéticas por el vacío, donde consiguen una velocidad muy superior a cualquier conexión terrestre por fibra óptica.

El secreto del éxito de la constelación de satélites de Starlink está en la altura a la que orbitarán sus satélites. Los sistemas de internet satelital actuales se encuentran emplazados en órbitas situadas a 35.000 kilómetros y el retardo es tan grande que la red solo sirve para algunas conexiones no muy exigentes.

Para conectarnos al internet satelital de Musk simplemente tendremos que contar con la antena Starlink Terminal V1, que será proporcionada por SpaceX y se ajustará de forma automática de acuerdo a la posición de Starlink.

Como son los satélites

Se espera que los satélites de comunicación de Internet sean de clase pequeña, entre 100 y 500 kg de masa, que inicialmente estaban destinados a estar en órbita baja a una altitud de aproximadamente 1.100 kilómetros. Sin embargo, SpaceX finalmente decidió mantener los satélites a un nivel relativamente más bajo, a 550 kilómetros, debido a preocupaciones sobre la contaminación espacial. Los planes iniciales a partir de enero de 2015 consistían en que la constelación estuviera compuesta por aproximadamente 4000 satélites,​ más del doble del total de satélites operativos que estaban en órbita a enero de 2015.​

Los satélites serían producidos en masa, a un costo por unidad de capacidad mucho menor que los satélites existentes. Musk dijo: «Vamos a tratar de hacer para los satélites lo que hemos hecho para los cohetes». ​Para revolucionar el espacio, tenemos que encargarnos tanto de los satélites como de los cohetes”​”Satélites más pequeños son cruciales para reducir el costo de Internet y las comunicaciones basadas en el espacio”.

Satélites de Starlink
Satélites de Starlink (SpaceX)

Se planea lanzar satélites de Starlink en la nave Starship, un vehículo de SpaceX en desarrollo, el cual permitiría lanzar 400 satélites a la vez.

¿Internet en otros planetas?

A largo plazo, SpaceX pretende desarrollar e implementar una versión del sistema de comunicación por satélite que se usaría en Marte. A mediano plazo, la compañía espera que Starlink genere ingresos que serían útiles para financiar el proyecto de transporte de Marte.

Starlink no es el único, aunque va muy por delante…

El 22 de octubre de 2019, Elon Musk, desde su cuenta en Twitter, anuncio mediante un tweet lanzado desde su propia red Starlink, que la primera prueba había sido un éxito. Un primer paso que demuestra la firme apuesta de la compañía por su particular constelación de satélites. Algo parecido, pero mucho menos mediático, son los proyectos que Facebook y Google han llevado o están llevando a cabo.

Facebook con su proyecto Aquila pretendía fabricar y utilizar drones en la estratosfera para proveer de conexión a internet a zonas remotas del mundo. Proyecto que fue enviado a la papelera para comenzar a trabajar mano a mano con el fabricante Airbus. Poco más se conoce desde que en 2018 cancelaran sus planes.

La apuesta de Google va encaminada a la utilización de globos para desplegar una red de internet en lugares remotos. Al contrario que Facebook, Google sí ha conseguido explotar comercialmente su proyecto Loon en Kenia. Además, desplegó alguno de sus globos en Puerto Rico tras el huracán María en 2017 que destruyó parte de la infraestructura de conectividad del país.

Críticas

La constelación ya ha provocado algunos desencuentros con científicos y astrónomos debido a que el brillo de los satélites dificultan la visión del cielo. Y es solo el principio. Cuando el proyecto finalice la constelación estará compuesta por más elementos que todos los objetos lanzados hasta ahora por la humanidad. Elon Musk siempre piensa en grande y sus últimos éxitos no hacen sino reafirmar sus planes.

Disponibilidad

Como suele ser habitual en Elon Musk, CEO de SpaceX, ha revelado detalles del proyecto respondiendo a usuarios en Twitter. Según expresa, la beta privada del internet de Starlink está prevista para dentro de tres meses y en unos seis meses la beta pública. Comenzará con latitudes altas, aunque no se ha especificado qué países entran en estas latitudes altas, sí que comentó el año pasado que parte de Estados Unidos tendrá el servicio, se entiende que la zona norte del país.

Fuentes: Omicromo, Wikipedia, Starlink, Xataka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top arrow